La magia de la virtualización

En esta ocasión os voy a hablar sobre el fascinante mundo de la virtualización. En la Wikipedia se habla de este concepto pero me voy a centrar en los aspectos prácticos. Gracias a virtualización podemos “crear” máquinas virtuales que funcionan dentro de nuestro ordenador y nos permiten tener varios ordenadores en uno.

Vamos a ver un ejemplo. En un PC con Linux instalado podemos crear una máquina virtual en la que podremos instalar por ejemplo un Windows XP. Esta máquina virtual funcionará como si fuera otro ordenador independiente. Además tendrá acceso a los recursos del PC como la impresora, discos duros, conexión a Internet, dispositivos externos, etc…

Algunas aplicaciones de las máquinas virtuales:

  • Permite probar diferentes sistemas operativos sin necesidad de tener varios ordenadores. Por ejemplo, puedes probar una nueva distribución de Linux para ver si nos convence.
  • Ahorrar costes: en un mismo ordenador podemos tener más de un sistema operativo.
  • Muchos proveedores de alojamiento web están ofreciendo máquinas virtuales, con la ventaja que son más baratas que los servidores dedicados. Además, dado que la máquina virtual es independiente del hardware, si falla el ordenador donde estaba instalado se puede llevar a otro.

Desgraciadamente la virtualización tiene limitaciones tales como que si el ordenador “padre” no puede acceder a una impresora tampoco podrá acceder a ella la máquina virtual.

Existen varias compañías y proyectos que ofrecen software para la creación de máquinas virtuales, pero con el que más he trabajado es VMWare. En una próxima entrega explicaré cómo instalar nuestra primera máquina virtual.

Deja un comentario